CLANDESTINIDAD

Decía Alfredo Relaño en su “Tema del Día” en el AS que dirige, que el fútbol veraniego del Atleti se estaba produciendo en la clandestinidad. Luego, paradógicamente, le dedicaba un par de páginas entre las cuarenta de su periódico. Como es lógico, la culpa es del Atleti. No ha sabido crecer al ritmo de los líderes durante los últimos 22 años. Recuerdo a Gil decir, antes de la final con la Real que perdimos en Zaragoza, que no podíamos depender de un partido para estar en Europa. Y no, dependemos de dos partidos.
El Banco de España piensa como Relaño. Quiere que las cajas y los bancos no se muevan en la clandestinidad de la pequeñez y de la falta de la verdadera valoración por el mercado. Pero, como Relaño, busca soluciones extrañas.
La necesidad de capital del sistema financiero español surge por el exceso de crecimiento de la inversión hasta 2007 y por las pérdidas bursátiles generadas por las inversiones apalancadas de 2006. En España, se ha perdido mucho dinero bancario en Bolsa (Colonial, Martinsa Fadesa, Reyal Urbis,…) y se ha perdido mucho dinero financiando casas sin dueño y solares sin futuro.
La solución llega muy tarde y muy mal. Si hoy inyectamos 99.000 millones de euros de recursos propios por la vía de las preferentes, estamos introduciendo un coste adicional en un momento en el que no hay un mercado capaz de generar un rendimiento adicional.
Aunque no lo parezca, el capital exige rentabilidad. La primera ley financiera es que inversiones (buenas y malas) pasadas no se deben tener en cuenta para valorar invesiones futuras. Si hoy invierto en un entidad financiera española es porque creo que va a
generar una rentabilidad suficiente futura. Y no es el caso.
El BBVA y el Santander saben que hoy en el mercado español no se puede rentabilizar el dinero del FROB. El PIB cae, la inflación cae, la inversión cae y el ahorro sube. Es el escenario perfecto para no ampliar capital salvo que estés tapando agujeros. Pero, si tapas agujeros al 7,5% (tipo de las últimas emisiones de preferentes) no sólo no estás reduciendo el problema sino agravándolo.
Cuando el Madrid necesitó capital vendió la Ciudad Deportiva (plusvalía que se convirtió en reservas). Ahora lo que hace para paliar sus problemas es pedir prestado para invertir y acortar las distancias con sus competidores. Falta que le salga bien. El Atleti de Gil no lo intentó y hoy hay que buscar sus páginas del As entre las del Valencia y las del Baloncesto.

Anuncios

2 Responses to CLANDESTINIDAD

  1. Luis dice:

    El futbol no lo sigo mucho (lo justo para saber que prefiero los Mesi, Raúl, Kaká, Iniesta a los Ronaldos), y la economía, soy un humilde sufridor de sus vaivenes.
    Con esto, doy la bienvenida a está nueva bitácora que se de buena tinta (y tintos) que su autor está suficientemente preparado en ambas lides para que lo que escriba sea de interés.
    Buena ruta al navegante!

  2. tercergoldelatleti dice:

    Gracias por tus palabras de ánimo. Te invito a navegar conmigo desde este lado del Manzanares.

    Espero que no sea la última vez que te leo por aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: