Diciembre y más.

Como es desgraciadamente habitual, llegamos a diciembre fuera de la Liga y de la Champions. Como es increíblemente habitual, nos volvemos a ilusionar tras la victoria sobre el Español y nos lanzamos a especular sobre la oportunidad que la Copa representa. El Atleti vive del pasado y los atléticos (atletistas no me gusta) de ilusión de futuro.
España llega al cierre de 2009 con la sensación de que lo peor está por venir. La renta de los empleados va a ser afectada por la incipiente inflación y por el deterioro de la retribución variable. La de los endeudados admite una mejoría adicional que empezará a rolar a mitad de ejercicio (coincidiendo con la subida del IVA). La de los autónomos empieza a notar la subida de los combustibles y la de los ahorradores y rentistas sufre ya la bajada de tipos y los miedos bursátiles.
En las Cajas se observa con estupefacción cómo sobran el 15% de los empleados y de las oficinas, incluso para los sindicatos. El ejercicio de zapa de la Asociación Española de Banca (AEB) parece cerca de conseguir un éxito rotundo: cesiones de cuota de mercado en las Comunidades Autónomas con fusión, parálisis de gestión con el FROB de fondo, pánico al Banco de España (inductor de muchas estrategias hoy incomprensibles) y su tradicional política “a la medida”, deflación salarial, …
El margen financiero de 2010 va a ser tan malo que va a producir otro exceso de oferta de financiación. Hasta ahora, se ha producido en las grandes compañías (el mercado español de sindicados ha sido el más activo de Europa en 2009) y el efecto se trasladará a los clientes minoristas y PYMES muy pronto. El fin de las políticas cuantitativas (volumen de liquidez) del Banco Central Europeo dará lugar a la subida de los tipos a largo (no olvidar que ,en conjunto, las Administraciones Públicas españolas van a emitir 210.000 millones de euros en 2010) en la medida que los Bancos quieran realizar plusvalías de sus carteras de Deuda y avaladas.
El Atleti no vende al Kun, debe entre 200 y 350 millones de euros (según el minuto , como dice M.A. Gil), perdió 27 millones de euros la temporada pasada (Champions y sin fichajes) y afronta el futuro inmediato con la confianza de poder pagar los 7 millones que debe a sus empleados y ex-empleados pero sin hacer un ERE (Cerezo y su sentido del humor). Parecemos un Banco o una Caja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: