La reforma laboral

Miguel Angel Gil ha dejado claro que la SAD está muy por encima de cualquier jugador. El presupuesto de salarios y amortizaciones para la temporada 10/11 asciende a 70 millones de euros. Entre los 20 jugadores de la primera plantilla tocarían a 3,5. Pero, en el fútbol la distribución no es lineal.
Tras dos años repitiendo que la crisis es internacional y producto de la avaricia de los banqueros, España empieza a escuchar que tenemos una crisis nacional y culpa de los mercados.
Las fusiones y los SIP de Cajas y Bancos van a intentar ser el mecanismo de ajuste de una tragedia que va mucho más allá de la morosidad. Las hipotecas a 20, 30 y hasta 40 años se han vendido a un precio absurdo. El euríbor (que hoy nos ayuda a sobrevivir con sus niveles bajísimos) es una referencia muy lejana para el coste marginal de financiación de los bancos españoles. Si le sumamos el margencito medio (¿75 puntos básicos?) y lo valorásemos como la Deuda, todo el sector financiero estaría quebrado. Sólo una parte de las carteras de préstamos hipotecarios están bien financiadas: las de las denostadas titulizaciones.
Pero, antes de afrontar la subida del euríbor , tenemos que enterrar el tedioso asunto de la reforma laboral. El Gobierno se va a tener que retratar antes de que el día 17 nos den las notas en Europa. Esperemos que encuentre, además del apoyo del PSOE (muy bien escenificado esta semana por Felipe González), el de un PP que no debería pensar sólo lo contrario que los socialistas. Va a haber tantos escenarios para explicar las diferencias (rentas “altas” autonómicas, por ejemplo) que conviene poner algún asunto en común.
Los mercados están demostrando que quieren valorar positivamente los avances y han repartido subidas en Bolsa y en la cotización de la Deuda. En otros paises europeos se empieza a emitir deuda bancaria en los mercados primarios.
Las primas que deseo que cobren nuestros internacionales españoles, nos deben servir para que nuestra sociedad entienda el valor del éxito. Recuperar los premios y castigos puede ser un pilar de la reforma laboral y de la nueva economía post crisis. El mérito, el esfuerzo y el resultado frente al mero paso del tiempo, la pertenencia a un colectivo y el igualitarismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: