Pánico soberano

noviembre 26, 2010

El Atleti debe mucho dinero a la Seguridad Social y a la Hacienda Pública. Es decir, que los representantes de todos los españoles (nuestros acreedores) han considerado que financiar a la SAD es mejor que afrontar la inquina de los aficionados del Club. Nadie es capaz de valorar las consecuencias de la no renovación de esa deuda.
El Estado español ha tomado una serie de compromisos ante sus acreedores. Compromisos de aumento de ingresos, reducción del gasto y; sobre todo, de reducción de compromisos futuros. Como vimos, la capacidad del Gobierno de reducir gastos a corto plazo es muy limitada. Pero, compromisos futuros generan grandes valores presentes.Y los precios de la Deuda señalan que las medidas no cumplen lo comprometido.
El tema pensiones es clave y la actitud y figura del nuevo Ministro de Trabajo no es lo esperado. Y las posiciones de los partidos en las discusiones sobre la reforma del Pacto de Toledo, tampoco.
También subrayé los errores de los “stress tests”. La debacle irlandesa confirma su escasa solvencia. Mientras los bancos anglosajones están devolviendo ayudas y se colocan en Bolsa (con grandes plusvalías) los títulos de empresas nacionalizadas en la crisis, aquí seguimos sin poner en marcha las operaciones del FROB que van a terminar de matar al sector de Cajas de Ahorros. La foto transmitida a los mercados por los autores de los tests de julio va a tener una difícil conciliación con la realidad de los cierres de ejercicio.
La apelación de los empresarios al Rey, la convocatoria sabatina en Moncloa y el descalabro del Ibex, suponen un 23F económico que debe cambiar el futuro de España. Si no conseguimos bajar el coste de nuestra deuda, nuestras empresas tendrán nuevas desventajas competitivas por el mero hecho de ser españolas.
Mañana jugamos con el Español que ocupa plaza de acceso a la Champions. Jugaremos pronto una eliminatoria copera que regala una doble entrega del derby. Es nuestro espejo por su situación frente al Barcelona. Y está consiguiendo éxitos (Copa, estadio,cantera) que nos deben servir de ejemplo. Empecemos por ganar y el miércoles acabar la fase de grupos de la Europa League con tranquilidad.


Ventas forzadas.

noviembre 19, 2010

La prensa británica se hace eco del interés del Manchester United por David de Gea. La radio española habla de los contactos del “entorno del jugador” con el Manchester City. El Atleti es percibido como un club vendedor. Y eso no es bueno ni para la afición ni para el prestigio, que es el verdadero ancla de los jugadores consagrados.
El Ayuntamiento de Madrid tiene un problema muy frecuente. Tiene vencimientos de deudas y no tiene dinero para pagar. Como era habitual , pretende refinanciar. Pero el Estado ha emitido una norma que limita la deuda bancaria. La solución , no pagar a los proveedores. La solución envenenada de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, vender inmuebles. ¿A quién?.
Las entidades financieras españolas tienen muchos problemas. Margen decreciente (volumen y precio), activos dañados, calendarios de provisiones acelerados, normativas de recursos propios más exigentes, mala percepción del riesgo España, ayudas públicas mal diseñadas,…La solución, vender. Vender inmuebles, vender carteras, vender redes y; sobre todo, vender capital. Pero el mercado sabe que “tienen que vender”. No va a ser fácil encontrar compradores inocentes tras los “stress tests” y las declaraciones del Gobernador del Banco de España.
El Tesoro convoca regularmente sus subastas de Deuda Pública. Tiene un calendario y unos objetivos públicos de volumen y plazo. Los inversores aprovechan esta situación expuesta para conseguir rentabilidades extraordinarias en los momentos de mayor tensión. Mientras sigamos incrementando la Deuda tendremos que buscar nuevos inversores y sustituir a los emisores en desgracia (Irlanda, Portugal). Es como la guerra de depósitos de la banca española.
El Atleti vende a Torres, el Calderón, derechos urbanísticos, publicidad… ¿Llegará el día de la venta forzada de la SAD?.


Profecías autocumplidas

noviembre 12, 2010

El Atleti cumplió el rito anual de tirar tres puntos y parte de su imagen en el Bernabeu. Lamentable partido aderezado con otro arbitraje injusto que nos humilla a hablar del tema un par de días. La profecía de Quique se autocumplió y nos lleva al status del Español en Barcelona.
Los bancos y cajas españoles bajan su apelación al Banco Central Europeo hasta 68.000 millones de euros en octubre (frente a un total de 513.000 millones del Eurosistema). El objetivo del Banco de España se cumple. Y no sirve para nada. El diferencial con Alemania sigue por encima de 200 p.b. y el lento proceso de asfixia se mantiene. Las entidades pagan el 4% (Cédulas, Red para depósitos de particulares, repos a medio plazo) o el 5% (avaladas) para repagar el dinero que el BCE reparte al 1%. Si sumamos los 2.500 millones de euros ganados por el Tesoro con las “ayudas” (Elena Salgado dixit), veremos que la profecía de los problemas de la banca se va a cumplir inexorablemente.
Cajamadrid (su SIP) lanza un programa de canje de deudas con vencimientos cortos (2012) por nuevas deudas con vencimiento menos corto. Pan para hoy y hambre para mañana. Las “ayudas” han hecho que las entidades recien fusionadas tengan una gran acumulación de vencimientos en 2012 (FAAF y avaladas). Toca reconducir los plazos para no dar demasiado miedo a los inversores y agencias de rating. El problema es que para hacer atractiva la operación hay que comprar caro y vender barato. Más leña al mono de la profecía con el margen financiero de 2011 como reto.
Y la presunta solución del Sistema: las ampliaciones de capital. No contentos con la experiencia del Santander que llevó la acción a 4 euros (venía de 14) , el BBVA ha decidido hacer colchón con la excusa turca. Los sufridos accionistas , que autorizan con gran alegría en las Juntas este tipo de medidas, van a rascarse el bolsillo para defender su participación. Para que una ampliación sea razonable se necesita un proyecto más rentable que lo preexistente. Y en Banca no hay ni va a haber muchos.
El Atleti había dejado liquidada la eliminatoria de Copa. El aficionado profetizó un partidillo muy poco atractivo. Sólo el Murcia convoca a 65.000 personas para ver una masacre futbolística. Otra profecía autocumplida.


Victoria y alegría

noviembre 5, 2010

Victoria no siempre significa alegría. La visita a Noruega nos deja con la clasificación casi cerrada pero con el estómago encogido ante la inminencia del “derby”. El empate con el Almería es un mal precedente e incrementa las dudas.
La victoria de Angela Merkel en la nueva estructura de garantías para la deuda de los Estados miembros de la UE, no va a suponer alegrías. Los mercados han reaccionado intentando salir de Irlanda, ampliando diferenciales en Portugal y España y vendiendo acciones de bancos europeos (tenedores de Deuda). No ayuda que el nuevo ministro de Trabajo intente hacer amigos sindicalistas jugando con el tiempo de la reforma de las pensiones.
La victoria del BBVA en Turquía no está dando alegrías a sus accionistas. La ampliación de capital, que va más allá de la compra turca, diluye el beneficio por acción y pone en riesgo el dividendo futuro. Es muy notable que se quejen de la reestructuración de cajas mientras reestructuran groseramente su estructura de capital. Y, además, con el aseguramiento de bancos de inversión poco discretos.
La victoria de Ana P. Botín es, realmente, la victoria de Banesto. La hora de salir de la órbita Santander se acerca. La negativa de Botín es lógica (sólo el Banco de España adelanta ventas por hacer).
La victoria republicana en las elecciones americanas va a ser la alegría de Obama. Por fin tiene una buena excusa para poder incumplir su programa y afrontar con realismo el resto de su mandato. La decisión de la Fed de comprar más deuda supone un esfuerzo bastante desesperado por devolver a la economía americana a la senda del crecimiento generador de empleo.
La victoria rojiblanca en Chamartín no se puede descartar. La alegría justificaría muchas cosas. Pero yo creo que no va a haber motivo. ¿O sí?.