¿No lo quiero ver?

noviembre 25, 2011

Tras más de una década de decepciones, muchos rojiblancos han perdido la capacidad de afrontar el derby con optimismo. Creo que nunca hemos ido al Bernabeu con menos expectativas. La hora es buena para que no nos amarguen la noche utilizando la cena como analgésico. Yo, por si acaso, lo quiero ver.
La evolución del problema europeo empieza a asustar a alemanes y americanos. El valor del Bund como refugio se ha agotado (lo avisamos hace semanas) y los mercados empiezan a perder dinero también con Deuda alemana. La solución , sea la que sea, pasa por el BCE (único generador de euros) y por redefinir los equilibrios políticos y fiscales. La zona euro no necesita dinero pero sí sus partes.
España ha elegido con claridad. Vamos a ver cómo se traduce ese mandato a la realidad. No quiero ver lo que pasará si el siguiente castigado por las urnas es el PP. El voto catalán parece demostrar que los ciudadanos están valorando las decisiones de los políticos con calma. Pero no todos somos iguales.
La idea del banco malo va ganando adeptos. La situación de liquidez se afronta con lecturas generosas por parte del Banco de España. La absurda situación de capital lleva a aceptar canjes de preferentes por convertibles (BBVA ya y más pronto) y la reactivación del proceso de fusiones y adquisiciones en el sector. El vencimiento de las “ayudas” del FAAF servirá para aliviar el fin de año del Tesoro. La demanda minorista de Letras (ya dije que el mecanismo de los depósitos tenía que vincularse a ellas) puede dejar de ser anecdótica y complicar las cosas (más).
La venta de la CAM (“lo peor de lo peor”), la intervención del Banco de Valencia, las reuniones de Rajoy, subrayan la extrema necesidad del sector sin el que no cabe recuperación. Los malos de la película tendrán que cambiar pronto. El chivo expiatorio es el animal del que se aprovecha todo y todos.
Recuerdo la última victoria en el viejo Chamartín. Quiero volver a ver esa imagen y el sábado es la primera ocasión.


Cuentos de terror

noviembre 18, 2011

El Levante nos espera en puestos de Champions. La ausencia de Falcao, las dudas sobre la continuidad de Manzano, los virus de Reyes, la tendinitis de Silvio, las nubes oscuras y la lluvia abundante transmiten una escenografía terrorífica.
En la radio pública cuentan cada tarde una historia de malvados especuladores. Son ricos sin escrúpulos que se están forrando a costa de los pobres administrados de los países europeos con problemas. Compran seguros (¿pagando una prima?) sobre la Deuda de un Estado para, con la ayuda de las agencias de rating, provocar dudas su solvencia y cobrar el siniestro.
El cuento sería creíble si no fuese porque: 1.Tienen que comprar el seguro a alguien ;y,2. Nadie ha cobrado un siniestro sobre la Deuda de ningún país europeo.
El vendedor del seguro (un CDS, además de un “arma de destrucción masiva” es, básicamente, un seguro) tiene que ser un Banco o entidad suficientemente solvente como para que el comprador considere que cobrará. Conoce el producto y hará todo lo posible para evitar el siniestro.
El tema del siniestro nos acerca al género de terror. El que paga por un seguro cree que puede producirse el suceso y cubrirse. Y puedes pensar que Grecia iba a necesitar un rescate y podía llegar a la quita. Pero, los redactores del plan han tenido buen cuidado de que sea una quita “voluntaria” para evitar el siniestro (“event of default”). Has perdido con tus bonos, has pagado la prima y nadie te indemniza.
¿Quién puede explicar ésto por la radio?. Puede ser muy malo para la salud pensar que no es tan sencillo como cuentos de buenos y malos.
Espero que las elecciones del domingo permitan adoptar medidas que devuelvan la confianza a la economía española. Y espero no pasar mucho miedo en el Calderón mientras abren las urnas.


Caen políticos, democráticamente.

noviembre 11, 2011

La semana pasada se filtró el presunto interés del Villarreal por Adrián. Esta semana toca la posibilidad del traspaso/cesión de Reyes al Sevilla. Tras dos meses de competición, el entrenador está sentenciado y la plantilla en el mercado. En seis meses hará 25 años de la final de Zaragoza que coincidió con la entrada de Gil. ¿Es tan difícil que caigan?.
Se hace fuerte la tesis de los mercados como causantes de las salidas de los gobiernos democráticos. Una vez que se acepta la “lógica” culpa de los mercados, se abre el foco para dejar en evidencia la falta de legitimidad democrática. No estoy de acuerdo. Los traidores a Berlusconi (o valientes italianos de bien) se sientan en el Parlamento. Zapatero se va tras unas elecciones planteadas para intentar minimizar el daño a su partido.
El problema de la Deuda italiana es demasiado grande para permitir soluciones sencillas. Nunca pensé que llegaríamos tan abajo. Pero la pelea política para redefinir Europa se está llevando hasta límites muy peligrosos. El daño está hecho y la solución sigue entre Londres, París y Berlín.
El BCE no es inocente. Comprar solo 100 millones de euros de bonos italianos mientras pagan un 5% más que los alemanes a 10 años no es cumplir el plan de agosto. No han querido cerrar la herida para que supure y preparar la “Solución Final”. Y para que las Letras italianas paguen más del 6%.
La aceleración del proceso se debe a la indiferencia del BCE ante la ampliación de las exigencias de colateral en las operaciones de repo (compraventa con pacto de recompra) de Deuda a corto plazo. Lo pagará en la próxima subasta de liquidez que será enorme y asustará en los Telediarios.
Los políticos griegos e italianos demuestran la flexibilidad de las reglas democráticas. Y las soluciones definitivas pasarán por elecciones democráticas . Los nuevos gobiernos que salgan de las elecciones de 2012 tendrán que preparar los nuevos Tratados que serán ratificados democráticamente.
Y el Atleti, en Egipto. Algo de la “Primavera árabe” y del Movimiento Indignado debería estar pasando con los rojiblancos de corazón para que caigan los dirigentes y dueños.


Referendum

noviembre 4, 2011

El pobre Manzano ha tenido suerte de momento. La prensa madridista (As y Marca) ha intentado por enésima vez enredarnos en temas menores mientras sigue defendiendo el gilcerecismo. Siete goles son medicina de la mejor. Y empezamos a pensar que Adrián va a resolver el problema Reyes. El Calderón lo refrendó ayer.
La Bolsa española se ha depreciado más de un 6% esta semana. Por el riesgo de referendum en Grecia unido a la constatación del terrible momento de la economía española. Parece que los mercados temen que los políticos europeos sean capaces de generar más dificultades en el camino de la recuperación. Y que los pueblos sigan votando por intentar aplazar la solución de los problemas.
Hay que recordar que España salió reforzada del referendum de la OTAN pero Europa ha padecido demasiados sustos postreferenda. En el modelo democrático vigente (elecciones de partidos), la consulta popular es muy peligrosa. Es un programa electoral con un solo punto. Y sin plazo limitado.
El BCE ha bajado el tipo de interés del euro un 0,25%. Draghi, su nuevo responsable, ha conseguido la unanimidad del mismo Consejo que subió los tipos hace 6 meses (con Trichet al mando). Ese es el mejor refrendo de su poder y de sus ganas de ejercerlo. El problema de la Deuda acabará cuando se cambien los estatutos del BCE. Y no hace falta referendum.
El Atleti juega en Getafe antes de la Almudena. En casa no hemos perdido y no hemos jugado mal. Getafe está muy cerca pero no es lo mismo. Confieso que el domingo veré el partido con más ganas. Con ganas de poder participar en el referendum del Calderón antes del derby.