El mundo al revés.

Cuando los 10.000 locos se pusieron a gritar “Gil cabrón, fuera del Calderón” tras cada gol de su equipo al Rennes, mi hijo expresó su esperanza de cambio. El pobre Manzano no entiende nada y los locutores se quejan de la falta de apoyo de la afición. El mundo al revés.
El BCE ha dado con la tecla para dar una oportunidad a alemanes y franceses de eliminar sus posiciones en riesgo español. La presión compradora sobre los plazos cortos (hasta 3 años) hará de imán para los largos y el Ibex. No hay que olvidar que los bancos españoles van a mejorar sus necesidades de capital y sus márgenes de intermediación. Pero, el 29 de febrero, al despertar, la deuda seguirá allí.
La liquidez no será el problema. Avales, banco malo, “flexibilidad” de los bancos centrales para abrir posibilidades. Y Botín apretando para conseguir que todo el sector aumente la dependencia pública en el pasivo de sus balances. Las Entidades corren a comprar Deuda y similares y lo pagarán.
Lo pagaremos todos. Los nuevos tratados europeos (si se firman) darán el poder a un nuevo concepto de Estado en el que las particularidades deben adaptarse a la situación general. Bueno a largo pero malo a corto. Rajoy tiene que equilibrar el proceso.
Entre el Betis y el Albacete nos jugaremos otro año de mediocridad. Pero, si ganamos, puede que se redoble la intranquilidad porque no sea posible echar a un entrenador que encadena tres victorias y sigue vivo en todas las competiciones. El mundo, otra vez, al revés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: